Horario: L X J de 9 a 21 • M y V de 9 a 18

En septiembre toca cuidarse: ¡Apúntate a Pilates!

En septiembre toca cuidarse: ¡Apúntate a Pilates!

Mejor figura, más vitalidad y menos estrés son solo algunos de los beneficios del Pilates.

Termina el verano, llega “la vuelta al cole” y regresan el estrés y la rutina. Ahora es el momento para hacer planes de renovación e introducir cambios y buenos hábitos que te permitan afrontar la vida diaria de forma más alegre y saludable. Para ello, establece como un objetivo prioritario el dedicar tiempo al cuidado de tu cuerpo apuntándote a clase de Pilates, por ejemplo. 

 

Pilates, mucho más que una moda

A pesar de que es conocido por ser una de las actividades preferidas por famosas y famosos, el método Pilates ha demostrado que no es una moda pasajera, pues su expansión ha sido constante desde su nacimiento, en los años veinte del pasado siglo, hasta nuestros días.

Su creador, el alemán Joseph H. Pilates, un gran atleta y conocedor de numerosas disciplinas físicas, incluyendo el yoga, ideó un eficiente sistema de acondicionamiento muscular, que combina el trabajo de la mente y el cuerpo y en el que el control de la respiración tiene un papel primordial.

Los buenos resultados que ofrece el método Pilates en la mejora de la condición física y la capacidad de concentración, ambas contrastables al cabo de unas pocas sesiones, son su mejor carta de presentación.

 

¿En qué consiste el Método Pilates?

Aunque Josep H. Pilates llegó a crear más de 500 ejercicios y existen numerosas variantes del método, se puede decir que los ejercicios esenciales son 35, de los que surgen distintas combinaciones y variaciones.

Esencialmente, en Pilates se busca trabajar sobre la musculatura que rodea y sujeta la columna, incluyendo hombros, abdominales y glúteos, que son los principales focos de alteraciones musculares y sobrecargas.

Todos los ejercicios siguen los mismos principios, que son los pilares básicos del método: respiración, fluidez, concentración, control, centro y precisión. Son movimientos lentos y pausados, que se realizan con total concentración y coordinadamente con la respiración, buscando una correcta alineación del cuerpo y activando el llamado centro de control o centro de energía, en la parte inferior del tronco, abarcando la zona lumbar y abdominal.

El Pilates se puede practicar con ayuda de aparatos especiales, inventados por el mismo J.H. Pilates, o se puede realizar en el suelo, sobre una colchoneta e incorporando distintos accesorios, como aros, pelotas, bandas elásticas, pesas, tablas de extensión, bosus, etc.

 

¿Para quién está indicado el Pilates?

Una de las razones del éxito del método Pilates es que está indicado para todo el mundo, para gente normal, para personas de cualquier edad y condición, gente que no ha hecho deporte o deportistas que quieren complementar sus disciplinas físicas. Esto incluye también a las mujeres embarazadas y a las personas con distintas lesiones o problemas de salud, como lumbalgias, dolor de espalda, contracturas, etc.

Pilates sirve de forma preventiva, para fortalecer y mantener la musculatura, el sostén de nuestro cuerpo, y también como complemento de otras actividades físicas, en especial danza y baile, atletismo, y otros deportes de impacto con el fin de disminuir el riesgo de lesiones.

 

Siete señales de tu cuerpo que te piden que hagas Pilates

Cada vez son más los profesionales de la salud que consideran el Pilates como una buena herramienta para el tratamiento de numerosas patologías y no solo como una forma más de “moverse”. Así, pues considera seriamente hacer Pilates si:

  • Te duele la espalda y/o el cuello
  • Tienes rigidez de movimientos y dolores articulares.
  • Tienes problemas de equilibrio o inestabilidad postural.
  • Tienes osteoporosis.
  • Padeces dolores crónicos.
  • Te sientes desmotivado y sin vitalidad
  • Vives estresad@

 

Los grandes beneficios de la práctica regular de Pilates

La práctica regular de Pilates permite aprender a relacionarnos mejor con nuestro cuerpo, a conocerlo y a tener mayor control sobre él. Día a día te sentirás más flexible, más fuerte y vital, más ágil y con mayor equilibrio y coordinación en tus movimientos.

Tu figura también responderá enseguida y se hará más estilizada sin gran esfuerzo, tendrás mayor tonicidad y fortaleza muscular sin aumentar el volumen de tus músculos.  Además, tu circulación sanguínea y linfática mejorarán, corregirás tu postura y cambiará tu porte, previniendo futuras lesiones y dolores, especialmente de espalda.

Tu nivel de estrés y las tensiones que ello origina se reducirán drásticamente, y podrás aprender a controlarlo con la respiración y la concentración.

 

¿Dónde y con quién hacer Pilates?

En nuestro centro, Me duele aquí, las clases de Pilates son impartidas por un fisioterapeuta, lo que ofrece mayor seguridad en su práctica, ya sea que lo hagas por prevención de lesiones, la disminución de dolores y  molestias o simplemente por realizar alguna actividad física para mejorar y mantener tu cuerpo en la mejor condición posible.

Nuestras clases son reducidas, dirigidas y supervisadas para que los ejercicios se realicen de modo correcto y así evitar lesiones y lograr resultados óptimos.

Así que ya sabes: en esta “vuelta al cole” date una oportunidad y empieza a cuidar tu cuerpo y tu mente acudiendo a Pilates, al menos dos veces por semana.

Clases de Pilates en Pozuelo 

 

Más información: 

PILATES, el centro de energía. Mari Winsor. Editorial Paidotribo

Pilates, vive la diferencia. Jennifer Dufton. Editorial EDAF

 

Escribe un comentario

Rellena el siguiente formulario para escribir tu comentario.