Horario: L X J de 9 a 21 • M y V de 9 a 18

Ejercicio terapéutico también para mayores

Ejercicio terapéutico también para mayores

Acabar con el dolor, ganar movilidad, prevenir enfermedades y retrasar el envejecimiento son solo algunos de los beneficios del ejercicio terapéutico dirigido a los mayores.

Decía Platón que “la falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano mientras que el movimiento y el ejercicio físico la conserva”. Una gran verdad y más en el caso de las personas mayores, ya que se sabe que mantenerse físicamente activos en la vejez es una condición indispensable para tener una buena calidad de vida.

El envejecimiento es un proceso fisiológico que conlleva pérdida de la función neuromuscular y del rendimiento, disminución de fuerza y potencia muscular, pérdida de masa muscular así como las variaciones en la propia arquitectura muscular.

Todo ello unido a cambios del sistema nervioso somatosensorial y motor, tiene implicaciones funcionales, como un caminar más lento, mayor riesgo de caídas y, en general, dificultad  para realizar las actividades de la vida diaria. Si le sumamos alguna de las patologías comunes que pueden aparecen en la vejez el resultado es la pérdida de autonomía e independencia y la reducción en la calidad de vida de las personas.

Es inevitable, todos nos hacemos mayores, pero depende de nosotros vivir esta etapa de la mejor manera posible, de forma activa, feliz y saludable, por eso la actividad física es vital en la tercera edad, ya que recupera, mantiene y potencia el movimiento del cuerpo humano.

 

Ejercicio con fisioterapia para mayores Pozuelo
Ejercicio con Fisioterapia para mayores en Pozuelo

¿Qué es y para qué sirve el ejercicio terapéutico? 

Hablamos de ejercicio terapéutico cuando el ejercicio forma parte del tratamiento de una patología o lesión y consiste en la ejecución de una serie de actividades, posturas o ejercicios con el fin de mejorar la salud del paciente.  El ejercicio terapéutico se puede utilizar para rehabilitación de lesiones y operaciones, para minimizar la pérdida de movilidad asociada a ciertas enfermedades degenerativas, como terapia de mantenimiento o de forma preventiva.

Se dice que el movimiento es vida y salud y, en el caso de una actividad física específica, dirigida y supervisada por profesionales, como es el ejercicio terapéutico, este resulta clave en el tratamiento y mejora de numerosas enfermedades, como diabetes, problemas neurológicos, cardíacos, respiratorios o incluso en pacientes con secuelas por enfermedad cerebrovascular. Su aplicación también arroja excelentes resultados en el tratamiento de lumbalgias, cervicalgias, osteoartritis y fibromialgia.

No hay que esperar pues a que aparezca una dolencia o incapacidad para ponerse en manos  del fisioterapeuta, ya que se ha demostrado también que el ejercicio terapéutico puede y debe usarse de manera preventiva y no solo para una recuperación funcional, como es el caso de la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Por último, se ha constatado también que el ejercicio terapéutico ofrece, en muchos casos, los mismos o mejores resultados que los fármacos y sin las contraindicaciones de estos. Y sus efectos perduran en el tiempo, hasta 2 y 3 meses después.

 

 

13 beneficios del ejercicio terapéutico para los mayores

El ejercicio terapéutico es indicado para todo el mundo, pero en los mayores, además, resulta doblemente útil ya que previene la aparición de una larga lista de problemas de salud y de las llamadas “enfermedades de la civilización” como la hipertensión, obesidad, osteoporosis, diabetes, enfermedad coronaria… Así, sus principales beneficios son los siguientes:

  • Disminuye los dolores articulares y es especialmente útil en el tratamiento del dolor crónico.
  • Mejor salud funcional
  • Mejora la salud cardiovascular
  • Disminuye el riesgo de accidentes cerebrovasculares
  • Mejora el funcionamiento cardiorrespiratorio
  • Fortalece la musculatura y ralentiza el envejecimiento
  • Mejora el equilibrio y la elasticidad, con lo que se previenen caídas
  • Ayuda a mantener los huesos fuertes
  • Mejora de la masa y la composición corporal
  • Ayuda en la recuperación de la autonomía y la independencia
  • Ayuda a controlar el dolor y, en consecuencia, a mejorar la confianza y reducir el miedo
  • Mejora el estado de ánimo y el bienestar general
  • Reduce la depresión y el deterioro cognitivo

 

 

El papel del fisioterapeuta es fundamental 

El ejercicio terapéutico debe ser prescrito y dirigido por un fisioterapeuta, que valorará el estado funcional del paciente, realizará un diagnóstico fisioterapéutico y diseñará un programa de ejercicio terapéutico adecuado.

Hay que decir que el paciente puede haber sido derivado por cualquier profesional de la salud o también puede acudir directamente a la consulta del fisioterapeuta.

Lógicamente, en las fases agudas de la enfermedad, los pacientes tienen dificultades para hacer ejercicio, por lo que el profesional le dirigirá para hacerlo de manera dosificada, prescribiendo el ejercicio más adecuado para su caso en particular, educándole, estableciendo objetivos y ayudándole a conseguirlos. Por otro lado, los pacientes con dolor crónico, una vez superado el miedo al movimiento consiguen reducir el dolor casi de manera inmediata cuando empiezan a moverse adecuadamente.

 

 

Un mínimo de 2 veces por semana

La Organización Mundial de la Salud recomienda a los mayores de 65 años 150 minutos de actividad física a la semana para mantenerse saludables. En el caso del ejercicio terapéutico se recomienda una frecuencia mínima de dos veces por semana para mantenerse en forma y mejorar funcionalmente. Además, el ejercicio terapéutico irá preparando a la persona para disfrutar de otras actividades que exigen una cierta condición física, como la marcha, el senderismo o la bicicleta, por ejemplo.

Dependiendo del estado de cada paciente y del criterio del fisioterapeuta, las sesiones que siguen los programas de ejercicio terapéutico para mayores trabajan el calentamiento muscular y articular, estiramientos, trabajo de equilibrio, flexibilidad, coordinación y fortalecimiento muscular. Siempre buscando el ejercicio correcto que permita a la persona activarse, recuperar el máximo de movilidad, disminuir el dolor y ganar calidad de vida.

Si todavía tienes dudas pregúntanos, estaremos encantados de resolverlas.

Clases de Pilates para embarazadas en Pozuelo 

Comments(2)

Pilar Urien
8 marzo, 2020 At 1:20 pm

Desde que visitó a Estrella mi espalda ha mejorado mucho y tengo la tranquilidad que cualquier tiron o problema muscular me lo arregla. Estoy muy contenta de haber decidido verla con regularidad

    Estrella Lenza
    16 marzo, 2020 At 1:20 pm

    Muchas gracias Pilar, es un placer poder ayudarte!!!

Escribe un comentario

Rellena el siguiente formulario para escribir tu comentario.